La historia de Google y los motores de búsqueda

historia de buscadores

El otro día vi un vídeo en Youtube del señorito Marcus Tandler, un alemán bastante “geek” y con buenos conocimientos… No se me ocurre otra forma de presentarlo, jejeje. Se trataba de una charla en uno de los eventos TED en Munich. Para el que no conozca TED, le recomiendo que investigue. Si os gusta Eduard Punset y su programa español Redes lo conoceréis 😀 La temática es muy variada e interesante, y yo he aprendido mucho viendo este tipo de charlas en eventos TED en otras partes del mundo. En este caso particular, me gustó tanto la charla de Marcus que una vez la terminé de ver me dije: “¡Oh shit, tengo que publicar esto!”. Y acto seguido me puse a traducirla (a mi estilo y con mis conocimientos de inglés mediocres). Es una lectura jodidamente larga, pero interesante. Una de esas lecturas que yo llamo “Open Mind” y te abren el cerebro para ver más allá de tu teclado 😉

Ojo, no es una transcripción/traducción literal, he quitado partes que no consideraba interesantes y he añadido algún que otro aporte personal. Al final os dejo el vídeo para que podáis ver el porrón de imágenes que emplea en la charla… Hay algunas interesantes 😎 Espero que os guste y no se haga muy aburrido… Al fin y al cabo todos deberíamos conocer la historia del buscador que nos lleva dando la teta tantos años jijiji.

 

El pasado de los motores de búsqueda

Normalmente los motores de búsqueda solían ser creados y editados manualmente por personas, tal y como hacía el viejo directorio de Yahoo. En 1994 Brian Pinkerton creó Webcrawler, el primer motor de búsqueda que escrapeaba/buscaba información de texto. Era una web muy básica y no muy aleatoria, ya que sólo tenía 25 páginas webs indexadas en las que buscar.

Otro motor de búsquedas exitoso por ese mismo año era Lycos, que llegó a tener en 1997 60 millones de documentos indexados. Para el año 1999 ya era la web más visitada del mundo.


Mientras todo esto pasaba, Yahoo seguía “bloqueado” con su sistema manual de directorio (no supieron ver el potencial, no).

En 1998 un desconocido motor de búsqueda llamado Google vio la luz del día como un originario proyecto de investigación de la Universidad de Stanford que comenzó en 1996.

El concepto revolucionario de Google fue el PageRank, nombre que surgió por el apellido de uno de los fundadores del proyecto (Larry Page) y por la similitud con el concepto. El PR era una fórmula muy básica basada en los enlaces y en la puntuación que un enlace daba a otra web en función de su cantidad de enlaces entrantes. También dieron importancia a los factores tradicionales del SEO interno de una página. Así es como Google trabajaba y valoraba las webs en sus comienzo, aunque hoy en día lo hace de una forma completamente distinta.

 

El éxito descomunal de Google

¿Tan distinta? Sí, hoy en día los documentos de Google actualizan sus algoritmos cerca de 500 veces cada año. El cambio ha sido brutal, ya que en esa época la densidad abusiva de palabras clave era algo que Google amaba, y que más tarde deberían corregir.

Pero ojo, Google no inventó ni revolucionó con nada nuevo, simplemente se fijaron la meta de ganar una gran cantidad de dinero, y no sólo hacerlo, sino hacerlo bien.

En dicho momento, año 2000, Google introdujo una herramienta perfecta para monetizar su cada vez mayor inventario de búsquedas mundiales: Google Adwords. Esta idea de vender publicidad basándose en la búsqueda de palabras clave fue ideada originalmente por la compañía goto.com. La gran diferencia fue que Google ideó un excelente sistema para distribuir su publicidad por todas las webs, y lo hizo comprando una empresa llamada “Applied Semantics”, que fue el punto de origen de la mundialmente famosa herramienta para generar dinero, “Google Adsense”, lanzada en Marzo de 2003. El éxito de esta combinación fue rotundo. Para 2005 Adsense ya conformaba el 15% de los beneficios totales de Google, y en 2007 ya era el 34%. En ese mismo año Google adquirió Double-Click y redondeó definitivamente su negocio.

Pero, ¿Google sigue creciendo? Sin parar. En Estados Unidos acapara casi el 70% de las búsquedas en Internet, y en otros países los datos son mucho más aplastantes. India (86%), Inglaterra (90%), Alemania (92%), Australia (93%) o Turquía (98%) son algunos ejemplos de la superioridad internacional de Google sobre sus competidores. Todo esto conforma más de 5 billones de búsquedas cada día.

 

El futuro, los móviles y Google Glass

Explicado el pasado, ahora toca mencionar el futuro, y visto lo visto resulta lógico que hablar del futuro significa irremediablemente hablar de Google, porque Google trae cada día innovación, y la innovación ha sido el factor dominante en la computación desde los años 60.

Si ahora nos centramos en el mercado móvil, vemos que Apple dio un gran paso de innovación introduciendo sus novedosos productos en el mercado, y logrando crear una tendencia creciente en el uso de este tipo de dispositivos. ¿Y qué pasó? Ahí estaba Google nuevamente para encontrar la estrategia perfecta para introducir Android empleando una simple premisa: “gratis”. Esta simple premisa condujo a un éxito rotundo y a un cambio de tendencia: ahora el 80% de los smartphones emplean Android (70% en el 2012). Apple, en cambio, pasó de un 16,6% en 2012 a un 13,2% en 2013.

Por si fuese poco, hace un año, en 2012, uno de los grandes manager de Android, Hugo Barra, anunció un dato increíble: más de 500 millones de dispositivos activos con Android, con un crecimiento diario de 1,3 millones de nuevos dispositivos.

Pero ¿A qué conclusión nos lleva todo esto? No es cuestión de vender teléfonos móviles, es cuestión de “personas que buscan”. Las búsquedas acaparan el mayor porcentaje de visitas en la navegación en teléfonos móviles, con un aplastante 77% de actividad. Fijaros lo importante que están empezando a ser las búsquedas en nuestros smartphones, que hasta Matt Cutts hizo este interesante tweet:

Por cierto, ¿todavía no conoces TeamPlatino? Deberías echarle un vistazo ya. Es mi curso privado de SEO y monetización y la estamos liando parda dentro 😀

“El tráfico móvil de Google superará muy pronto al tráfico de ordenadores de sobremesa de Google. El tráfico móvil está creciendo más rápido de lo que nadie esperaba” @mattcutts

Ahora pensar en todos esos momentos aburridos en el baño, en la Iglesia, en la sala de espera del médico e incluso mientras mantienes relaciones sexuales (sí, un 9% usa su móvil durante el acto)… Exacto, amamos los teléfonos móviles, y su interacción con Internet y las redes sociales están marcando la tendencia futura de la tecnología.

Google se ha convertido en la primera compañía móvil, y ¿por qué se dedican ahora a construir coches que conducen solos? De nuevo, no es cuestión de vender coches, es cuestión de que si montas en un coche que se conduce solo, tendrás un “nuevo” tiempo libre que lógicamente invertirás en evitar el aburrimiento conmutando esa situación de inactividad en tráfico y búsquedas por Internet.

Hablemos ahora de las Google Glass. Gracias a este novedoso dispositivo de Google en forma de gafas, ahora podemos buscar en todos esos momentos en los que no teníamos las manos libres y no podíamos hacerlo con nuestro teléfono móvil. Haceros a la idea: si llevases estas gafas todo el rato, podrías grabar y buscar en tu vida entera en primer plano.

 

El avance en el entendimiento de las búsquedas

Y no sólo son simples búsquedas… Qué va. Estamos hablando de búsquedas evolucionadas, del comportamiento de las búsquedas, de las necesidades de las búsquedas, de las búsquedas de expectativas, y especialmente de búsquedas de acontecimientos recientes y actuales que no tenían búsquedas y de repente se empiezan a buscar de forma masiva. Google ha afirmado que cerca de un 35% de los resultados de búsqueda de Google necesitan mostrar contenido fresco y actual.

Pongamos un ejemplo de la expectativa de las búsquedas. Cuando Amy Winehouse murió, el lector que hacía una búsqueda de su nombre en Google no buscaba ver su perfil en Wikipedia, ni su canal de Itunes, ni alguno de sus famosos videoclips en Youtube. El lector buscaba un simple dato: por qué murió y qué pasó. Afortunadamente Google aprendió a ofrecer los resultados correctos en estas situaciones gracias a la actualización “Caffeine” o Cafeína del 2010, que básicamente mezclaba resultados de posicionamiento más “estáticos” con resultados “dinámicos” y “recientes” sobre la keyword. ¿Qué empleaba? Cabe destacar las herramientas que implementó para analizar los movimientos en redes sociales, como quién lee algo, a donde va después, cuánto tiempo permaneció leyendo dicha fuente, etc.

Por otro lado, las búsquedas de expectativas ha cambiado, y Google no tiene otro medio que actuar que responder preguntas. Las preguntas también son otro gran reto para los motores de búsquedas. Responder una pregunta buscada en un motor de búsqueda supone entender cómo funciona el lenguaje natural promedio de los seres humanos. El objetivo de Google es dar el mejor resultado posible que responda la pregunta sin rodeos, no ofrecer contenido que, en alguna sección, pudiese responder la pregunta o, por poner un ejemplo, simplemente también cuestionase dicha pregunta sin obtenerse respuesta. Google ahora procura identificar una entidad o sujeto en una pregunta. Ejemplos:

Cuanto mide Will smith – Will smith es el sujeto principal en torno al cuál se realiza la búsqueda
Quién construyó la torre eiffel – La torre eiffel es la entidad principal

Responder las preguntas es el gran dilema en los motores de búsqueda y el sendero actual de los principales buscadores está muy relacionado con esto. La clave en este aspecto es “Entender en lugar de indexar“. Por otro lado surgen ideas como el Open Graph, los datos estructurados (microdatos) y demás.

Ahora miremos de nuevo al futuro. Sergey Brin, uno de los creadores de Google, dijo: “Mi visión cuando comenzamos Google hace 15 años era que llegaría un punto en el cuál no necesitarías hacer búsquedas. La información llegaría a ti conforme la necesitases”.

Para lograr esto hacen falta dos componentes: personalización y contexto. Y esto a su vez significa pasar de búsquedas webs a búsquedas contextuales. A esto se le añaden los factores implícitos de la búsqueda, como por ejemplo la localización en la que te encuentras, si eres mayor o menor de edad, etc. Google también dispone del botón Search Plus, una opción que puedes elegir activar o desactivar para que las búsquedas sean más o menos personales y Google Now, el experimento pionero para mostrarte que Google puede comenzar a responder tus preguntas diarias sin que tengas que formularlas.

 

Google y sus nuevas apuestas

Ahí no acaba todo, Google también ha comprado una compañía llamada Behavio, que había creado el programa Funf, un software que intenta predecir qué acciones tomará el usuario en base a una gran cantidad de informaciones diarias que captura.

Esto se puede conjugar perfectamente con la potencia actual de Google, y pondremos un buen ejemplo. Imagina que vas todos los Jueves por la tarde al mismo cine con tus amigos, y veis una película. Google puede detectar por tu localización que cada Jueves a cierta hora te empiezas a desplazar hacia dicho teatro de cines, como todos los Jueves, y en ese caso podría asistirte mostrándote los estrenos, activando el GPS, avisándote de que hay un atasco en la carretera que siempre escoges, etc. Simplemente genial.

Por último queda recalcar el handicap de seguridad que esto puede suponer. Dar toda esta cantidad de datos, que en un momento dado podrían llegar a ser espiados, es algo serio. Queda en el usuario aceptar este riesgo aceptando que cada una de sus acciones diarias o búsquedas personales pueda llegar a ser monitoreada.

Obviando las ideas conspiranoicas, realmente no tiene por qué haber grandes gobiernos ocultos intentando espiarnos en la oscuridad, así que nos quitaremos esta idea de la cabeza. Este futuro que se nos ofrece realmente nos puede ayudar a crear un mundo un poco mejor, y bastante más cómodo.

En definitiva, lo que nos parece muy nuevo hoy, nos parecerá muy viejo mañana. Cuando dentro de unos años recordemos la época actual, simplemente nos parecerá la época de Piedra. Este cambio real que se sucede continuamente puede llegar a asustar, pero sólo debemos tener algo en cuenta: estar atentos.

9 Comentarios
  1. Oliver
    noviembre 27, 2013 | Responder
  2. Jorge
    noviembre 27, 2013 | Responder
  3. Jose Escandon
    noviembre 27, 2013 | Responder
  4. Javier
    noviembre 27, 2013 | Responder
  5. Pablo
    noviembre 27, 2013 | Responder
  6. Rafa
    noviembre 27, 2013 | Responder
  7. Albert
    noviembre 28, 2013 | Responder
  8. Albert
    noviembre 28, 2013 | Responder
  9. Abdiel
    septiembre 25, 2014 | Responder

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a Chuiso!

 

Recibe mis artículos, trucos para lograr enlaces, ideas para monetizar por diversos medios y algún que otro secretillo VIP :D

Gracias!

Revisa tu email, confirma la

suscripción y ¡Bienvenido!